sábado, 18 de julio de 2015

Al final del laberinto



Iniciar esta ruta, ha sido para mí como recorrer un laberinto iniciado desde el año pasado, con la emoción del recorrido y sus enigmas, pero también con las frustraciones del camino, toparse con la misma pared, es señal de que por ahí no es… agobio del primer inicio, centrado en el uso de las herramientas, aprendí muchas  de ellas, fue todo un reto aplicarlas al ámbito docente con los alumnos, pero el “tope de pared” era en la ampliación de las redes personales y profesionales. Así que había que parar, pensar y reiniciar el camino. Este año, en esta segunda vez de TRAL, salí del laberinto de las herramientas para centrarme en los lazos, en los vínculos que fortalecen las redes ya creadas: familia, amigos, diversos ámbitos profesionales, etc., y las herramientas, se aprenden en función de mejorar la calidad de la relación misma.

Aprendí cosas nuevas, si, las nuevas herramientas exploradas fueron ya “sin la presión” de tener que aprender otra más y “a ver cuándo la aplico”, sino una selección de unas pocas que en este momento me ayuden a enriquecer mi propia propuesta de intervención y mejorar la calidad de las interacciones. Ahora que estoy lejos, puedo darme cuenta también, de que es esa calidad de las interacciones lo que me ha permitido sentirme acompañada por mis propias redes familiares y profesionales y animada a continuar tejiendo redes de aprendizaje en línea, tal como es el nombre y la propuesta de TRAL.
Esto me permitió darle una "miradita" al estado actual de mis redes (excelente, bien, regular...).   pude evaluar qué cosas me ayudarían a optimizar, a mejorar la comunicación para seguir aprendiendo con los demás. Retomar el esquema de la araña en un distinto nivel (el 7 en vez del 5), fue muy significativo, puesto que se fue acercando a una propuesta concreta de intervención que no quedara en el aire sino que estuviera aterrizada significativamente en las áreas de desenvolvimiento, no solo profesional, sino además y sobretodo personal. Es ese “no sé qué, que qué se yo” que estando fuera de tu país, entre la adaptación, la nostalgia y el trabajo concreto, que te impulsa a mirar, revisar, sentir, pensar, evaluar y retomar la vida de un modo diferente. Por un lado, atesorando todo el “antes de” este haber salido a otro proyecto como es un doctorado en el extranjero y, por el otro, la pregunta “¿y ahora qué hago?”,, donde TRAL me ha posibilitado los hilos de enlace.


Por otro lado, ha sido de gran utilidad la insistencia de visitar los blogs de los compañeros, conocer y comentar sus entradas y, al final sus propuestas de intervención, me hizo revisar la mía y actualizarla, fue muy enriquecedor ver como los demás van estructurando su propuesta en base a sus actividades, siempre se nos “escapa algo” que al verlo reflejado en el esquema de alguien más uno acaba diciendo “ah! Si! También eso…!” Empieza uno a hacer recuento de aprendizajes, ideas nuevas y retos por tener en cuenta. Tejer redes es un ejercicio contínuo que espero que poco a poco se vaya haciendo con mayor naturalidad (como cuando uno aprende a andar en bici, sin miedo…)


Creo que ahora sí llegue a donde esperaba, con más tiempo, pude leer detenidamente, reflexionar los contenidos, construir nuevos significados, ampliar y profundizar mi conocimiento que me han dejado retos tales “darle cuerda” a mi pensamiento creativo en las propuestas de aprendizaje junto a otros, aprender herramientas nuevas que “refresquen” los lazos de los vínculos creados y lanzarme a crear comunidad de aprendizaje en red en todos los ámbitos en los que me desenvuelvo. Queda también la tarea de “darse tiempo” para hacer las cosas de manera diferente, aprender nuevas herramientas y para explorar y buscar nuevos lazos donde crear y compartir el conocimiento. 
Les comparto un brevísimo resumen: 

video

miércoles, 15 de julio de 2015

Estrategias y aprendizajes

Este nivel fue muy interesante y práctico para mí. Se trata de aterrizar lo que tenemos en mente realizar o mejorar lo que ya estamos realizando, ese me pareció un excelente punto de partida. Aprender una nueva herramienta fue genial, me gustó mucho el XMind, es sencillo y amigable, me permitió desmenuzar cada actividad y ver en donde me falta mayor trabajo de comunidad.
Lo utilice en 3 áreas distintas: mi trabajo actual en el ITESO, mi trabajo como psicoanalista y mi trabajo como investigadora en el doctorado. En cada una de estas áreas apliqué las orientaciones, lo que hizo el mapa mental bastante grande y va por partes:




   Me di cuenta que es el área más articulada, aunque solo tenga un grupo en línea (que espero se abra en el período de Otoño, pero ya me tiene trabajando), debido a la experiencia tenida y a las relaciones tanto con el Departamento de Psicología como con la Academia de mi asignatura actual. Aquí pude concretar en base a mi curso casi todos los rubros que se iban articulando y que constituyen ahora en la distancia una reto en la mejora de la comunicación de modo virtual. Me queda el reto de conectarme con otros profesores del Depto que estén dando cursos en línea para hacer comunidad y explorar juntos herramientas tanto para la comunicación con la Academia, como con los estudiantes.



Es mi “telón de fondo”, mi escenario constante, sin embargo, no lo tenía tan articulado por cada actividad, proyecto, relaciones, contexto, etc., me sirvió mucho hacerlo y darme cuenta de que aquí también necesito enfatizar más la creación de comunidad, que es incipiente a nivel micro, es decir, con quienes convivo y trabajo cotidianamente en seminarios y conversaciones abiertas sobretodo. Lo que me permite tanto la consulta a expertos como colegas en cuestiones teóricas y clínicas, pero no hemos utilizado herramientas digitales para hacer comunidad, todo es presencial y lo único que utilizamos para comunicarnos son; teléfono, what´s up, Facebook, correo electrónico, skype y tomándonos un café. Es una oportunidad para hacer comunidad digital, ya que hay quienes participan en los seminarios a través de Skye.



   El doctorado es el área nueva, acaba de empezar, por lo cual es incipiente todo, sin embargo, hay trabajo constante, tal vez demasiado individual, debido a que las áreas de investigación de cada quien son diferentes, hay pocas coincidencias en espacios comunes. Me pone a pensar en los modos posibles, aun no concretos, de hacer comunidad y mantener una red de intercambio de conocimientos, que sería muy rico.


Entré a pocos blogs de los participantes de TRAL en actitud de “compras”, en este nivel estuve un poco complicada con los tiempos y me retrasé un poco, pero me sirvió entrar a algunos para inspirarme, ver como podaba cada quien su esquema de acuerdo a sus prioridades, y me dio gusto que en la mayoría de los casos, se privilengian las relaciones y las herramientas se utilizan en función de ellas, algo que que costó trabajo aprender cuando me inicié en estas cuestiones digitales. Me pareció muy interesante conocer las diversas áreas donde se mueven mis compañeros.

lunes, 6 de julio de 2015

De compras por los blogs

Me pareció muy importante en este nivel, retomar las características de una comunidad. Las ideas que “compré” en los blogs me hicieron darme cuenta de la necesidad de “compartir”, dejar de lado la autoría individual para dejar libres las ideas y construir juntos, aunque suena bastante idealista en un mundo tan competitivo, creo que de algún modo debe romperse el círculo vicioso del crédito individual por la construcción común.

  • Si era bien sabido que “dos cabezas piensan mejor que una”, ¿en qué momento se nos olvidó?... hay tanto que aprender de los demás (Blog de Laura)

  • Me di cuenta que como profesora, me debo de quitar del centro… que la homofilia es lo habitual y lo más cómodo, pero lo más enriquecedor es la diversidad. Lo interesante de todo esto es que las dificultades siempre son superadas por las oportunidades, todo es cuestión de la posición que se tome para apreciar el mundo.  (Blog de Ana Cynthia)
  • …este camino del #TRAL me ha dejado aprendizajes no sólo sobre nuevas herramientas y medios, sino respecto de mi propia forma de vivir la red, en toda la extensión de la palabra. Abre esas oportunidades de ver las cosas de diferente manera… (Blog de Julia) 

  • lo hacemos de forma colaborativa será la única forma en la que podamos construir comunidad y de esta manera aprovechamos los saberes de otros y nuestros propios saberes serán aprovechados por los demás. (Blog de Vane)
Tiempo, tiempo, tiempo.... me hubiera gustado leer todos los blogs... hay ideas muy interesantes, aprendizajes muy significativos y "compartires" muy generosos, gracias!

Reflexionando sobre lo aprendido

Este nivel me hizo reflexionar mucho y evaluar las acciones que he realizado para crear comunidad, para compartir ideas, materiales, experiencias y construir conocimientos en común, ha sido un gran reto, pues aunque en este mundo donde el celo por la autoría individual de materiales creados se ha convertido en un negocio, es importante discernir si se comparten para continuar agrandando el conocimiento común o para facilitarle la vida a alguien que no quiere hacer un esfuerzo, es un dilema.

El diagrama fue muy útil, sobretodo porque ya había realizado uno y, poder ver las diferencias me ayudó a valorar el contexto, la acción concreta y los momentos que van atravesando nuestros esfuerzos por crear redes distribuidas de aprendizaje en diversos ámbitos.

Me pareció que “ir de compras” fue una gran idea, dejarnos con la libertad para tomar lo que hemos aprendido unos de otros constituye realmente un aprendizaje significativo. No encontré dificultades, como nos recordó Eduardo en su blog sobre aprender a pensar, se trata de seleccionar, organizar, elaborar, aplicar, evaluar y también compartir!

Creo que el aprendizaje de los otros, es motivo de reflexión para mí misma, aprender a pensar, pensar diferente, aprender a aprender, construir con otros, compartir las ideas, las experiencias, los materiales y las herramientas, confiar en los esfuerzos propios y de los demás para hacer comunidad...

Este nivel 7 me ayudó a detectar avances y mirar posibilidades y oportunidades de crecimiento más concretos.

Orientaciones de comunidad

Quiero iniciar esta entrada con algunas reflexiones sobre el video y la lectura del documento de Álvaro Galvis y Diego Leal.

El video me gustó mucho, hacerme las preguntas: ¿a quién molestas?, ¿a quién estás conectando?, ¿a quién estás liderando? me dio una nueva perspectiva, me conectó con mi pasión por el psicoanálisis, esa que realizas aunque a otros no les guste o les incomode y que, a veces, precisamente porque llega a molestar y uno no quiere acabar excluyéndose, pone uno en “receso” sin darse cuenta que al hacerlo, deja uno de crear aquello para lo que uno es bueno, me “movió el tapete” como una llamada de atención y me reta a pensar en “los comos” desde donde yo estoy, ya que el psicoanálisis a través de miles de personas que lo estudiamos, lo practicamos y lo utilizamos como herramienta frente a los síntomas de la época actual, ha sabido perdurar al enfrentar el statuo quo, construir una cultura, conectar gente entre sí y crear un movimiento, sin embargo, el reto es más personal para seguir creando pequeñas redes. Me doy cuenta que tengo muchas historias que contar al respecto y que lo único que he hecho es contar algunas y conectarlas con el aprendizaje de los alumnos en sus asignaturas clínicas, lo que ha generado interés en muchos de ellos y entonces puedo decir que la semillita sembrada ha ido creciendo, pero hasta hoy que reflexiono sobre esto es que caigo en la cuenta de ello. Reviso nuevamente sus comentarios en las evaluaciones que hacen de las asignaturas en las que he facilitado su aprendizaje y me llena de júbilo darme cuenta de sus aprendizajes, sus preguntas, sus reflexiones… me encantó, por eso se los comparto. Ahora entiendo por qué mi director de tesis doctoral insiste tanto (e insiste porque me he resistido bastante a ello) en recuperar esas historias y enriquecerlas en un análisis teórico-clínico que constituya parte de mis propios aportes, las conexiones empiezan a quedar más claras…

Por otro lado, el documento de Álvaro y Diego, me dio mucha luz para distinguir entre grupos y comunidades, de modo que vi con claridad por qué apareció hasta el nivel 7 esto que yo extrañé en el nivel 5 sobre los focos “y la luz se hizo!”. Por esto, incluyo en mi esquema dos fechas, la del año pasado y la de este año, considerar las dos fechas, me ha hecho ver mis propios avances. Aclaro que los avances logrados son acciones que se encaminan a lograr una comunidad, todavía son actividades que se realizan en grupo sin acabar de constituirse en una comunidad de aprendizaje, de práctica y de docencia.

He mencionado que las relaciones entre psicoanalistas en Guadalajara fueron escasas, pocas en realidad y por ello las conversaciones abiertas fueron también pocas, acá, se empiezan a dar y mantener el mismo nivel me hace pensar que el cambio ha sido favorable, espero aumentar las relaciones que las impulsen mientras esté en Madrid. La creación de contenidos fue poco, principalmente con los alumnos y lo que ahora resalto son artículos propios ya que no estoy frente a grupo ahora. Sin embargo, la participación individual y el cultivo de comunidad es mayor acá que allá, lo que hace que se “cargue mi pila” para incentivarla de nuevo a mi regreso. Han aumentado las relaciones, el acceso a expertos y las reuniones, lo que me mantiene “alimentada y satisfecha”, pero los proyectos de comunidad aún no se concretan. Tal vez mi objetivo de llegar a 9 en todo sea muy ambicioso, pero solo así puedo pensar en las diversas posibilidades de crecimiento.

En otra entrada hablaré de “las compras imaginarias” por los blogs y los aprendizajes del nivel 7.

martes, 30 de junio de 2015

Tejiendo la red

Entiendo que el hilo narrativo de TRAL tiene que ver con tejer redes, redes personales con el aprendizaje y los modos diversos de aprender, redes con personas que me ayudan aprender, con lugares y herramientas que facilitan mi aprendizaje. Imagino que está diseñado de este modo para encontrar un modo de fluir con sentido, que constituya un aprendizaje significativo, que no se olvide y se pueda continuar aplicando y renovando con el paso del tiempo.

En mi propia narrativa, ha predominado mi circunstancia actual, estar temporalmente en Madrid conservando, alimentando y renovando mis conexiones de aprendizaje. He empleado metáforas, tales como la misma de TRAL sobre tejer, donde los hilos, las conexiones, los nudos y la extensión del tejido cobra vida cuando se traspasa a las conexiones con las personas, los lugares y los modos de aprender, así como el uso de la tecnología para facilitar el aprendizaje.

Otra metáfora utilizada fue el aprender haciendo, como cuando uno aprende a nadar, “a nadar se aprende nadando”, donde perder el miedo al agua implica en este caso perder el miedo a  emplear diversas herramientas, entrar a explorar, intentar una y otra vez hasta que pueda “nadar con soltura” en la red.

También utilicé la metáfora de sembrar y utilicé el cuento del Bambú japonés para ejemplificar como el “cambio  de chip” en el aprendizaje es lento, a veces no se nota mucho, es un trabajo sobre uno mismo, hasta que empieza uno a crecer en conexiones con personas, lugares, herramientas y la red de aprendizaje se amplía.


El diseño de TRAL, me ha aportado una lógica difícil de olvidar: personas con las que aprendo y me conecto, lugares que me ayudan a aprender, herramientas que facilitan la comunicación, ampliación de mis redes personales, de las redes profesionales, la interacción entre ellas así como las estrategias para la ampliación de la red de aprendizaje, pero además de esto,  encontrar el propio ritmo, el propio estilo de aprendizaje. Me acordé de una metáfora que utilicé el año pasado, y me parece que en TRAL, la ventaja es poder encontrar el “momento propio”, como cuando aprendemos a saltar la cuerda entre muchos, contamos, nos aproximamos y “a la una, a las dos, y a las tres… a entrar a saltar”…

martes, 23 de junio de 2015

Ampliar mi red profesional

Veo de nuevo mi red profesional, sí, hay huecos, faltan algunos enlaces, podría ampliar otras relaciones y me pregunto ¿por dónde empiezo? Extrañé en esta versión de TRAL el esquema de los focos para ampliar la red, donde podíamos ubicar un objetivo en diversas actividades para ampliar la red (reuniones, proyectos, etc) y poníamos nuestra situación actual para ubicar los pasos a dar. Revisando lo anterior, me queda claro que sigo sembrando, estuve 5 y años medio  en Guadalajara y lo sigo haciendo en Madrid, solo que ya quisiera ver al menos un tallito o una hojita y, paciencia… Sigo pensando en el cuento del Bambú japonés que igual les compartí el año pasado:

http://www.youtube.com/watch?v=Mi8CTu-Joew#t=38, pero lo que me llama la atención es que en cada momento de la vida se escuchan cosas distintas, esta vez, que he pensado en si algún día echaré raíces en algún lugar, como parte de la nostalgia de lo que nunca se ha tenido (en mi vida he cambiado de ciudad más de diez veces…), al compartir esto, alguien me dijo: “pues estás echando raíces para adentro…” y me cayó otro veinte al pensar que tal vez mi vida me requerirá movimiento constante, no lo sé, pero mientras algo sale de lo sembrado, las raíces no van hacia el lugar, en la estabilidad laboral o en mi formación profesional continua por mencionar algún ejemplo, sino hacia adentro.

Y bueno, tal vez me estoy saliendo del tema, pero estos ejercicios han ido en mí más allá del solo hacerlos y lo he disfrutado mucho. Luego de ver mi APA profesional, veo que hay nodos con pocos enlaces y aún trato de averiguar dónde están esas intersecciones con el APA de otros con los que si me relaciono.

En la incursión tecnológica, primero decidí hacer una lista de herramientas que ya suelo utilizar en mi trabajo de investigación y docente, cada color indica la función: café, búsqueda; verde, almacenamiento y organización; azul, creación de contenidos; rojo, comunicación y publicación; negro, las menos usadas. No son muchas, pero ahí la llevo:
Google Académico, Dropbox, Google Drive, Diigo, Office, Cmap, Prezi, Slideshare, Survey Monkey, Youtube, Blogger y WordPress, Webex, Skype, Email, What’s Up, Facebook, Google Plus, LinkedIn, Twitter

Nuevas herramientas exploradas en este curso: Vimeo, Zootero, Academia.edu y Scoop.it. Entre las dificultades encontradas, me costó más trabajo entender Zotero, que sé que es muy útil y me ahorraría mucho tiempo en la creación de las bibliografías en la investigación, pero no acabo de entender algunas cosas, aquí es en donde además de “picarle” y los tutoriales, hace falta esa conversación directa con otros que te aporte el “plus” en las apreciaciones y explicaciones concretas. Academia.edu, es una interesante red de investigadores que me deja con la duda de si quedarme o anular mi cuenta recién creada, apenas empiezo en esto y aún no tengo nada “científico” que compartir. Por otro lado, Scoopit y Vimeo también me parecen bastante útiles para el trabajo con los alumnos universitarios, la cuestión está en practicarlos.

Luego de mirar las herramientas utilizadas y las nuevas por integrar a mi APA, me quedan preguntas: ¿Cómo hacer interactuar mi APA con mis nodos en las redes que voy creando? Mi red es incipiente, pequeña y creo que este año me he centrado más en crear nuevas relaciones más que aumentar el uso de herramientas, ahora toca mejorar la comunicación utilizando las herramientas que a todos nos ayuden. 
El aprendizaje de este nivel, me llevó mucho tiempo, creo que aún estoy acomodando, digiriendo…



sábado, 13 de junio de 2015

Dibujando, analizando y tejiendo mi red profesional


Me doy cuenta al dibujar mi red profesional, como ha ido cambiando del año pasado a este, razón por la que puse los dos años representados en mi APA. Mi actividad central en Guadalajara, con poco tiempo de haber llegado era principalmente docente y no había conexiones entre mi tema de investigación permanente que es el psicoanálisis y las diversas áreas profesionales. En cambio este año, lejos, donde pensé que estaría solitaria, se han ido tejiendo más redes a partir de mi pasión por el psicoanálisis. Mi red docente se ha ido relajando, debido a que estando en el doctorado, no estoy frente a grupo, solo un grupo en línea con el ITESO. 

Cuando analizo mi incipiente red profesional puedo darme cuenta como el uso de la Red con los profesionales del psicoanálisis es poco explotada, pero empieza a haber mayores conexiones. Lo aprendido en cuanto al trabajo en red, las herramientas tecnológicas y la transmisión docente haciendo uso de la tecnología ha sido por mi trabajo en el ITESO, lo que me hace valorar inmensamente la experiencia docente en esta institución. Mi rol, aunque esté en el centro como un nodo de mi red, empieza a ser más activo en mi campo de interés, comunicación, participación y transmisión están en el centro de mi actividad profesional.

Visitar los blogs de los compañeros y ver la originalidad de su red, sus interacciones y herramientas utilizadas me ha dado nuevas ideas, estoy aprendiendo de ellos y con ellos. Gracias por compartir.

Reflexionando sobre lo aprendido en el Nivel 4:
Este ejercicio me desafía a aprovechar la red para crear y mantener redes de colaboración y, a partir de las interacciones a “contagiar” a otros en el uso de las herramientas que la red nos ofrece para optimizar la comunicación y la colaboración conjunta. También me reta a la creación de comunidades de aprendizaje en mi propio tema de investigación permanente, es todo un reto, ya que entr los psicoanalistas no hay mucha preferencia por el uso de la red, habrá que contagiar, es toda una oportunidad, todo un camino por recorrer...